Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

Estratos

Estrato seis

Ofrecí una flor a una de estrato seis
viajaba en su auto
cubierta de alhajas
hablaba por celular.
Me lanzó una mirada estoica
rechazó la flor
el miedo le subió el ritmo cardiaco.
¡Cómo tendrá de cerraduras su casa!
Se perdió la sonrisa del mundo.

Estrato cuatro

Ofrecí una flor a un elegante caballero
empleado de una multinacional
soltó una carcajada
tal vez me creyó loca.
No mostró temor
tampoco la recibió.
De pronto pensó que llevar una rosa
disminuía su aspecto varonil.
Se perdió un instante feliz
jamás leerá un poema.

Estrato dos

Ofrecí la flor a la cajera del banco
se asustó
estaba distraída contando millones
mientras pensaba
cómo pagaría la matrícula de sus hijos
el arriendo
el último sastre comprado a crédito.
Sus preocupaciones
no le dan tiempo para admirar una flor

Estrato cero

Ofrecí una rosa a una pordiosera
no expresó ningún temor
la recibió con placer
sentí toda la gracia del mundo
contenida en sus lágrimas.
Jamás me habían regalado una flor –exclamó.

El que nada tiene está dispuesto
a compartirlo todo.
Descubrí un alma de poeta
en el cuerpo de una mendiga.

Soy estrato tres.

 

Fútbol

Música del cuerpo
fiesta de los ojos
gambetas que dibujan zetas en el césped
humana eternidad
flamean las banderas
suenan las matracas
los cohetes los tambores
agitan los pañuelos
tragan saliva abrazan la gorra
susurran plegarias
vomitan maldiciones
rompen las gargantas
saltan como pulgas
se abrazan al desconocido que grita
la máxima expresión
goooooooooooooooooooooooool.
Soplan vientos de fervor.
La pelota
hace delirar a la multitud.
Cuando rompe la red
orgasmo colectivo
infarto en las graderías
comunidad de adoradores
a unos los esperan los cielos de la gloria
a otros los abismos del infierno.

Tarde de domingo melancólica.
El espacio sagrado vacío
ellos regresan a su soledad.

 

Son del tambor

Golpe de tambores
tam tam ritmo compartido
evocando ritos y danzas
tam tam cantando la historia
tam tam la sequía
tam tam el nacimiento la guerra
tam tam anunciando la siembra
tam tam recogiendo la cosecha
tam tam anunciando la muerte
tam tam llevando mensajes a la multitud.

Tam tam
y resuena el ritmo del círculo
con los pulsos del universo
que fluyen a través del cuerpo
atrapando sonidos y silencios
actividad y descanso
contrastando con la miríada de ritmos
y la música estentórea
veneno camuflado en un jarabe dulce.
Añoro la resonancia del tambor


 

Blanca María García Ramírez

Nace en Bucaramanga, Colombia, donde se hace profesional del Derecho a través de la UNAB y posteriormente se especializa en gestión pública en la Universidad de los Andes, de ahí que gran parte de su actividad profesional la desempeñe en el sector público. También ejerce durante algunos años la docencia universitaria. Tras radicarse en Bogotá, incursiona en la actividad literaria y se entrega con mística al estudio de la poesía; desarrolla su creación artística en talleres de escritores promovidos por la Universidad Nacional de Colombia y la Casa de Poesía Silva, entre muchos otros, y participa en diversos concursos y encuentros de poesía a nivel nacional, como el que actualmente convoca el Museo Rayo en Roldadillo, Valle. Es cofundadora y actual presidenta de la Corporación Kosmo-Arte, miembro de número del Centro Cultural El Pequeño Parnaso y miembro de la red de Escritoras Colombianas Gabriela Mistral. Participa de los talleres de poesía que organiza Domingo Atrasado en el parque de Usaquén. Ha publicado el libro de poemas Veda en el tiempo.