Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

Maestro Rilke

Empieza maestro,
inventemos esa sinfonía
donde las pasiones revelen sentimientos
y los sentimientos exalten las músicas ajenas
que se tornan universales.

Empieza maestro
vendrá el piano, vendrá el violín
y están las voces,
vendrá el deseo conjurado en armonía
y del placer seremos parte.

Empieza maestro
acomodemos el silencio en otro sitio,
dale un descanso a lo callado y ábrele espacio a lo/ infinito,
y que las notas sean verdades como sean también/ humanas,
para salir de la vida cotidiana.

Exterior y blanco

Mundo blanco,
sordo partícipe de las guerras ganadas,
eres nada y yo soy lo que quieres que sea.

Llueve tanto que dueles,
y cuando callas
eres el verso de la nada.

Pueblo inútil,
llano, inquieto, sórdido, real y muerto,
desvanécete sin sentido
permanece escribiendo
lo que agarro de la ironía de mi alma.

Comprendiendo internos

Cortando las piedras, ahogando el abismo
abro mis brumas, sollozo despacio,
abro las alas, el campo,
corriendo tras mío
ya te escuché querido niño.
Voz interna, ¿Y vos? Martirio,
no comprendes que compartes lo más débil, mi/ infinito.

Saca las fuerzas y déjame entrar,
júntate en uno y sé mi armonía,
no entiendo qué hago al otro lado de tu dicha.
Ayer te pude escuchar,
ayer que uno fuiste te pude tocar.
No dejes de jugar,
cuídame irreal, cuídame inmortal, cuídame infinito,
tu aventura es mi corazón.


Rojo

Mi relación fue roja,
un deseo arrastrado de ilusiones,
rojo frenesí,
una histeria viva, una neurosis pendiente.
Un espejo roto que nunca implora
y siente,
es el árbol que aún sin agua crece.
Rojo
el ruido que solo dos comprenden,
rojo
el odio que entre miradas muere,
y rojo,
los planetas rojos, tres vías dos locos.
Y rojo,
literatura sin sintaxis,
entendimiento sin armonía,
conjunción sin equilibrio,
significado sin amor.
Círculos pendientes por cerrarse,
rojos;
líneas que pretenden encontrarse.
Y rojo
poesía en miseria de existir,
triángulo rojo en roja geometría.
Rojo tú, y roja tu estadía.
Rojo
eres en mi esencia travesía;
roja incertidumbre,
roja tu agonía.
Y rojo
la pared de tu alegría,
rojos
los cristales que no giran.
Lo creado y destruido, rojo
lo anhelado y reprimido, rojo
te mendigo y te reescribo, rojo
la pobreza es roja y yo palpito en rojo,
un latido y rojo,
ya carece de sentido y rojo,
te mendigo y te reescribo en rojo,
te sostengo y te intimido, rojo,
desespero tus manías rojas,
pronunciando tus palabras, rojo,
en estado permanente, rojo,
en recorrido independiente, rojo,
sinfonías incoherentes, rojas.
Rojo tú, y toda tu estadía,
loco tú, y tu roja travesía.

Odio azul, grieta amarilla

Lluvia negra
sol extraño
falso ímpetu de la vida
cacería intangible
de un pasado previsto de dicha.
En la poesía renazco
el olvido es fantasía
el olvido es fantasía,
odios azules y grietas amarillas.


 

 

 

 

 

 

Daniella Sánchez
Barranquilla 1987


 

Cursa comunicación social y publicidad en la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Estudia canto y violín con profesores particulares. Lectora de poesia. Ganó un concurso de oratoria y fue delegada por Barranquilla a la jornada mundial de la juventud en Colonia, Alemania en 2005. Trabaja para la Agenda cultural de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Ha publicado el libro Comunión de locos.