Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

HUECO

Cuando yo era cantinero
llevaba una camiseta sin mangas
con un hueco en el pecho.
Hoy, que enseño literatura en el bachillerato,
ya no llevo la camiseta sin mangas...
sólo me queda el hueco en el pech
o

OFICINAS DEL EJÉRCITO

Saliendo para las oficinas del ejército
se me enredó la barba en el occidente del mundo.
Se me enredaron los pelos
en el árbol de cereza que vomita sonetos de Shakespeare

EN COMA

Yo vi los rezos dragonescos
que dejaron en coma a la biología,
yo vi el arte secreto de ir machacando
las leyes más duras de la ingeniería,
yo vi al mago degollador
que se degollaba a sí mismo
mientras se enjuagaba sus muelas de alcantarilla

EL CAMINO DE PUÑO INTERCEPTOR

Brinca una hemorragia de orgía machacada
en la potencia de cualquier estrofa,
porque la poesía es mi ring de boxeo;
mi fondo;
mi ojo morado y el chichón raspado
que sonríe en mi cráneo

Rebota una hemorragia de tripas
en el ardor de cualquier versículo,
porque la poesía es mi flauta;
mi sístole;
mi diástole;
mi visión nocturna;
mis botas belicosas y mi telaraña

Brinca y rebota una hemorragia de abejorros
en el bailoteo del GrUpO mÍsTiCo de los Lanceros.
Todo salta en
en salsa golf (Mayonesa + Salsa de Tomate );
en salsa mora

Mi camino es el
camino fábula del camino
único del impulso del Karateca:
¡Hemorragia!
¡Potencia! (P= W / t )
¡Lancero!
Lanzador de cuchillos, idólatra del agua-ardiente

“Be water” decía el sabio camino del dragón.
“I am water” decía mi sombra
disolviéndose
en
electricidad
 anti-democrática (H20)

(Es el arte de “hacer el cuatro” con las piernas mientras voy
devorando el botello de Arak.
Es meditar profundo sobre la posibilidad lejana y líquida de
hacer una orgía con los cuentos de Chéjov)

Miren, señores:
La vida es la paciencia del agua cuando cae el lancero de su
catapulta obligada...
y mi vida, insociable, es un MaNiMoTo:
tieso antes probar los flujos, pero ahora blandito y sin su
afanoso sabor a sal

TRABAJAR Y ESTUDIAR AL MISMO TIEMPO

Estoy cansadito...
cansadito de los músculos en los músculos.
Cansadito del arte de subir
y bajar por el televisor de mi mareo.

Te quiero escribir, así cansadito, 
algo que (ya) no sea poesías y músculos 
de dos amigos que fumábamos maderas
y escupíamos tortugas y alicate pum
pum 
chis pum

Estoy cansadito...
cansadito de las rodillas,
cansadito de la poesía poética te vi...
Te vi en una foto y se me vino
,así nomás,
,así de frente, 
un bombillo de niña de moñito y música 
y me dieron pum
pum
chis pum
ganitas de amor.

Pero, como yo soy de esos poetas nuevos
que andan con los pelos parados pum. 
Como yo soy de los punck-rock
que vamos por los andenes pumpum 
escupiendo aguardiente de la sangre de nuestras águilas
que habitan una metáfora (ya) cansada...cansadita...

Decía,
como soy eso,
no me pueden dar ganitas de amor. 
Pum.
Te vi.

Pero igual te vi. 
Te vi en una fotico.
Y así, con este cansanciesito tan físico, 
tan de músculos, 
tan de cuando uno jugaba al fútbol en las tardes 
del colegio ese, de mi colegio ese donde llovían los martillos,
con ese cansadito
de tener los músculos
tan pero tan pero tan llenos de poesías poéticas
y la poesía, así solita, 
siendo lo único que tengo en la culebra de mi cuarto 
construido por libros y nubes que montan bicicleta y libros
y libros y libros y libros y libros
pum.
Te vi. 

Cansadito pero te vi. 
Y te escribí (cansadito (ya))
como soy eso, 
no me pueden dar ganitas de amor pumpum. 
Cansadito de todos los músculos,
cansadito de verte en foticos,
cansadito de todos los andenes.
Cansadito, sobre todo, de escribir poesía
cada vez que estoy cansadito 
y te vi.
Pum 
pum
chis pumpumpu


Josef Amón-Mitrani

Bogotá 1987

Se graduó de Filosofía en la Universidad de los Andes con una tesis en autores presocráticos. Cursó, a su vez, estudios de dramaturgia y guión para el cine y la televisión en la escuela de cine Black Maria. Al poco tiempo de iniciar sus estudios de maestría en literatura religiosa, en la Universidad Hebrea de Jerusalén, se retiró por un tiempo del mundo académico para fundar la Escuela de Piratería y Analfabetismo poético. Recientemente ha publicado algunos poemas rústicos (como él los llama) en revistas independientes de España y Latinoamérica. En 2012 apareció su primer libro: Mamarracho de meditaciones imposibles, un proyecto que desarrolló en la ciudad de Tel Aviv. Al regresar a Bogotá, ese mismo año, participó en la fundación del Taller Ciudad de Nubes con el propósito de promover el arte independiente. Hoy, además de los quehaceres del Taller, dicta clases de literatura en el Colegio Colombo Hebreo, cursa una maestría en literatura en la Pontifica Universidad Javeriana y trabaja en su siguiente proyecto literario: un libro de poesía corta titulado Lluvia de astronautas.