Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

Ojo de caballo


¡Con qué dientes nos hiere la pobreza!

Mientras borrachos alborotan
en la madrugada
Rosario tiene fiebre.
Es mi primera hija,
tiembla de frío y bebe
la noche de su sangre
unida.
Hundo una mano en mi bolsillo y ni una moneda que [me lleve
a menguar esta pena que me muuerde.
Salgo a la calle,
de un manotazo derriba la noche
y en la esquina,
dudando de qué asirte,
empeño mi reloj en la botica.
¡Qué condición! ¡Qué perra suerte!
¡Rosario se me muere!
---me repito---
y la calle, la noche, el farol y la gente
no escucharán mi grito.

El mapa

He mirado la patria largamente.
Se le nota tristeza hasta en el mapa.
Las personas mayores nos explican
que es libre, sin acecho atentísimo de zarpas.
Y a punto estuve de quedarme ciego
porque a la patria la oscurecen llagas,
la pisan botas, se le cierran puertas:
necesaria prisión con calles vigildas.

Con el sudor de todos levantamos la espera
pues no hay dolor que dure lo que dura una macha.
Que sabemos de noches, de sentencias, amigos,
pero también sabemos que llega la mañana.
Despertemos, seamos el metal derretido,
lo que quiera la sed, la tierra trabajada,
lo que quieran las piedras, la sencillez del huerto,
lo que pidan las llamas,
en fin ----al fin---- la piel abierta en surco.

He visto largamente el mapa.
Pensé en mis hijos. Duele. Y eran todos los niños.
Fui deletreando el nombre de la patria
mientras buscaba dónde, dónde poner los ojos.
Y recordé de pronto algo que sangra:
Mexicano de tierra ensalinada,
desollado haraposo,
comedor de la noche y de las hojas,
catástrofe de costa a costa,
ando buscando a un pueblo,
ando buscando a un pueblo.
...................
Habla....................


La Piel del tiempo

No puedero salir de mi sin que no vaya a dar a ti.
ningún elogio nace más puro que tus pechos en la [aurora.
El día es una gesta al contacto del aire
y es que he dormido en ti sintiendo que la noche
era una sangre nueva detenida en tu cuerpo.
Qué callada la nieve se ha fundido sobre tus muslos, [lenta.
Escucha..................................
hoy nace la alegría como el viento......................

Yo no sabré decir, Amada,
si hemos de reinventar el tiempo,
pero tupiel, que no es más que mi piel bordada de [testigos
que probaron su amor para los siglos,
ha de crecer como columna fértil para bajar al valle,
Ha de temblar como los peces para ganar el agua,
ha de extenderse como un ave para ganar el aire,
habrá de ser como la vida: la dilatada ola para cubrir [la muerte. es una piel, Amor, de tiempo.

Pues en verdad se nos muere este día con hermosura
si pronuncio tu nombre,
si pronuncio tu nombre como sol, o mar, o viento.


Visión memorable

Tiene el silencio ramas.
Se parte el agua entre las piedras:
se enturbia el día.
Se duermen las hormigas en la luna
y en el hombro derecho de la pena
como un halcón..........................................
me poso.................................
Doy un salto mortal en esta línea.
Lo sé. Y lo digo.
Que al ver en un cristal mis ojos
reflejados, vi dos enorme gotas
de mar y girasol.
Y eran dos rocas
y eran dos cirios
y eran dos arcas
y son también dos perros sobre un pie
en el tunel gemelo de la noche.


Juan Bañuelos

Tuxtla, Gutiérrez, Chiapas México 1932

Poeta, ensayista y editor. Estudió Derecho, Ciencias políticas, Filosofía y letras. Su trabajo y su vida no han sido indiferentes a las problemáticas sociales de su país y del mundo. Durante el movimiento estudiantil de 1968 sus poemas fueron adoptados como parte de las consignas y los pintaban en los muros. Más recientemente, fue titular de la desaparecida Comisión Nacional de Intermediación (CONAI), encargada de realizar las mesas de diálogo entre el Gobierno Federal y el Ejército Zapatista de Liberación (EZL). Cabe resaltar, entre sus publicaciones su participación en los volúmenes colectivos, La espiga amotinada, 1960 y Ocupación de la palabra 1965. Entre sus libros destacan: Espejo humeante (Premio Nacional de poesía 1968); No consta en actas, 1968; Destino arbitrario, 1982; y El traje que vestí mañana; Obra reunida, 2000, Plaza y Janés. Su obra ha sido traducida a más de doce idiomas, ha recibido numerosos reconocimientos y constituye uno de los pilares de la poesía hispanoamericana contemporánea.
"El signo que corresponde a Bañuelos es el trueno: su poesía es poderosa... un círculo en expansión" Octavio Paz
"La obra de Bañuelos está sin duda entre mis más exigentes preferencias de la nueva poesía hispanoamericana" Vicente Aleixandri.
"...El testimonio de un hombre que sí alcanzó a saber de lo inmenso fue porque alcanzó a palpar con exactitud sus límites: el cuerpo, el lugar, el idioma, la época. Si esto, contra lo que enviste en cada respiración, esto de lo que se reitira el ímpetu a medias derrotado, a , medias victorioso. Esto, la situación, que dicta el estilo cuando se aspira auténticamente a ser "escriba de su tiempo" Rosario Castellanos.
"Juan Bañuelos no va al pueblo, es pueblo desde allí, desde su humildad y su fulgor, desde la explotación, el hambre, la pobreza. De todo esto Jaun sabe extraer la belleza y la esperanza. Lo verdaderamente milagroso de los milagros, avisó Chesterton, es que a veces se producen" ... El dueño de esa palabra habrá nacido en 1932 pero tiene más de cinco siglos en su edad. Con los que no conozco ni me conocen, caigo, dijo. Y cumple con su propósito de tiempo: abracar todas las épocas" Juan Gelman.