Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

Tajo y revelación

Tuviste lástima de mi descarriada y
arrastrada existencia.
Comedida -en un instante-
con tu fluido alfanje-me volaste la cabeza.

No se vertió de sangre gota alguna-
mas me traspasó súbita aurora de gloria.

Admirables arma y piedad las tuyas  

                              Tomado de" Falsos rituales y otras patrañas"


Viniste a posarte

Viniste a posarte sobre una hoja de mi cuerpo
Gota dulce y pesada como el sol sobre nuestras vidas
Trajiste olor de madera y ternura de tallo inclinándose
Y alto velamen de mar recogiéndose en tu mirada
Trajiste paso leve de alba al irse
Y escandiado incienso de arboledas tremoladas en tus manos
Bajaste de brisa en brisa como una ola asciende los días
Y al fin eras el quemado manantial rodeando las flores
O las playas encaminándose a una querella sin motivo
Por decir si tu mano estuvo armoniosa en el tiempo
O si tu corazón era fruta de árbol o de ternura
O el estruendo callado del surtidor
O la voz baja de la dicha negándose y afirmándose
En cada diástole y sístole de permanencia y negación
Viniste a posarte sobre mi copa
Roja estrellay gorgorito completo viniste a posarte como la noche llama a las creaturas
O como el bazo termina su círculo y abaarca el horario completo
O como la tempestad retira los velos de frente
Para mirar el mundo y no equivocar sus remos
Al levantar los muros y cerrar las cuevas
Has venido y no se me alcanza qué justeza equivocas
Para estarte sin levedad de huida y gravitación de planeta
Orlado de madreselvas en la astrología infantil
Para estarte como la rosa hundida en los mares
O el barco anclado en nuestra conciencia
Para estarte como la rosa hundida en los mares
O el barco anclado en nuestra conciencia
Para estarte sin dar el alto a los minutos subiendo las jarcias
Y cayéndose siempre antes de tocar el timbre que llama a la muerte
Para estarte sitiada entre son de harpa y río de escaramuza
Entre serpiente de aura y romero de edades
Entre lengua de solsticio y labios de tardada morosidad acariciando
Has venido como la muerte ha de llegar a nuestros labios
Con la gozosa transparencia de los días sin final de los conciertos de hojas de otoño y aves de verano
Con el contento decir he llegado
Que se ve en la primavera al poner sus primeras manos sobre las cosas
Y anudar la cabellera de las ciudades y dar vía libre a las aguas y canto libre a las bocas
De la muchacha al levantarse y del campo al recogerse
Has venido pesada como el rocío sobre las flores del jarrón
Has venido para borrar tu venida
Estandarte de siglos clavado en nuestro pecho
Has venido nariz de mármol
Has venido ojos de diamante
Has venido labios de oro.

                   De "Abolición de la memoria"

Pinceladas a Westphalen

Por Celedonio Orjuela Duarte

 

Poco importa saber quien fue el introductor del surrealismo en Latinoamerica, es decir, el primero o los primeros que publicaron un texto con esas características, o si es más exacto decir "suprarrealismo" o "superrealismo". Nos inclinamos por el ya ineexacto término "surrealismo". Es posible que los latinoamericanos hubiésemos sido surrealistas sin saberlo, ese pordría ser el caso de Cesar Vallejo, especialmente su libro Trilce, y otras páginas de nuestra literatura vernácula. Por nuestra cultura prehispánica pertenecemos a la órbita del pensamiento mágicoy, por tanto, es de suponer que siendo "ilógicos", asistemáticos y primitivos, los enunciados prográmaticos del surrealismo ya funcionaban en nuestra sensibilidad desde mucho antes de 1924 (año del primer manifiesto surreralista, de André Bretón). No es raro que un precursor del surrealismo hubiese nacido en Uruguay; el conde de Lautreamont, elogiado por Ruben Darío. Los surrealistas latinoamericanos no esgrimieron la ortodoxia para combatir la rutina estética de su época. Aceptaron lo que les convenía; y lo que les convenía se expresó por causes muy crativos , es decir muy personales; esto lo vemos en la obra surrealista de Hidobro (Altazor 1931) Octavio Paz (Aguila o sol?,1951), Cesar Moro (La tortuga Ecuestre, 1958), Fayad Jamis (Los párpados y el polvo,1954,etc.) y desde luego quien interesa en estas notas Emilio Adolfo Westphalen(Las ínsulas extrañas,1933). El poeta peruano representa el surrealismo más depurado y más exigente y desde luego más libre de la poesía llevada al máximo contagio retórico. Testimonio de la preocupación humana, por el paso del tiempo, por la soledad, la muerte y el silencio. "Alivio y deleite/ cuando se ha atracado la barca del Tiempo/ Y nada sucede". Westphalen publicó apenas dos libros en su juventud: "Las ínsulas extrañas" (1933) "Abolución de la muerte" (1935); luego viene un largo silencio(1940-1971), algo más de treinta años, por lo que se ha tejido toda suerte de interpretaciones debido a su silencio, por lo que el poeta respondía en una entrevista: "El silencio es más fácil; en él uno cae como en un precipicio, existe siempre su atracción. Soy muy propenso al vértigo y por eso trato de evitar siempre las alturas; por eso hay que alejarse lo más posible de la poesí: por razones de seguridad propia. En 1980 aparece "Otra omagen deleznable", publicado por El Fondo de Cultura Económica, que reune los dos primeros libros e incluye nuevos poemas. En 1982 publica en Lisboa "arriba bajo el cielo", una plaqueta de ocho páginas. En el poema aparecen recuerdos de Roma donde el poeta vivió años felices junto a su esposa. "Máximas y mínimas de sapiencia pedestre escuchadas al desgaire sin certificación de autenticidad", es el título del segundo cuaderno editado en Lisboa en 1982. Cosnta de doce fragmentos en prosa. En él podemos encontrar al nuevo Westphalen a través de una prosa atenta,minuciosa y ofeciendo contenidos siempre novedosos y sorprendentes. "Amago de poema- de lampo- de nada", editado en España en 1991, dejó de ser una plaqueta para convertirse en libro, con tres secciones tituladas "Nueva serie" (21 poemas), "El niño y el río"(12 poemas) y "Remanentes de naufragio) (15 poemas). En este nuevo libro el poema va desgranando los temas que le son caros: el erotismo, la muerte, la prevalencia del momento presente, la invitación de vivir siempre en el riesgo, la reflexión sobre la poesía. En la ciudad de Tijuana publica en 1988 "La diosa ambarina", poemas en prosa con cinco monotipias de Judith, su esposa, de quien su hija inés dijo: "La muerte de mi madre fue algo tan inverosímil para mis veinte años que dificlemente podía imaginar que además del dolor de su pérdida estaba presenciando una injusticia. En efecto, nadie pareció entonces reconocer sus cualidades como artista. Por fortuna las cosas tienen a veces giros inesperados y este año 2002(un año antes había muerto el poeta) se hará una exposición de su obra en Nueva York". El título de la serie hace referencia a uno de los personajes de J.M. Eguren, "La diosa ambarina", soberana de la tarde y el misterio. Después de la edición madrileña de Alianza en 1991 donde se reunieron los libros anterioremente publicados con su nombre, excepto "Cuál es la risa" que no contó con su aprobación. La revista Gradiva en 1992 y la editorial barcelonesa Aunqui, en 1994, dieron a luz en publicaciones no autorizadas.  La última serie de poemas de Westphalen "Falsos rituales y otras patrañas", es el hermoso título que reune un total de nueve poemas en prosa publicados por la Universidad Católica del Perú, en la Colección El manantial oculto(1999), colección dirigida por el poeta y editor Ricardo Silva- Santiesteban, con un excelente ensayo biobibliográfico de Iván Ruiz Ayala y totos de Hernan Schwarz Ocampo. Dejemos que sea Iván Ruiz Ayala estudioso de westphalen, fuente de estas notas, quien nos ofrezca una mirada del poeta, que empezó en la tradición mística, pasó por el barroco, el surrealismo visionario, hasta llegar en su última etapa a la anotación irónica, hermética y de afirmación erótica. "Ante el descredito de la religión oficial la poesía para Westphalen se convierte en un medio de acceso a lo sobrenatural y trascendente. El poeta asume el rol de pontífice de una secta secreta integrada por un sólo adepto. O mejor, él y quienes poseen el espíritu de participar en la búsqueda del misterio y lo desconocido: Eguren, Moro, Nerval, Lautrémont, Baudelaire, Rimbaud. Es la secta de los santos y los malditos. Por ello el poeta ríe con satánico impulso y navega por procelosos mares escondidos y distantes como ínsulas extrañas. El acto amoroso se constituye en un medio a través del cual el poeta entra en contacto con lo trascendente y arosa lo absoluto. Mucha de la poesía de Westphalen es eminentemente religiosa, pero despojada de toda connotación que lo ligue a creencias de iglesia oficial alguna. Es secta sí, pero de iniciados en los ritos secretos de la poesía y el misterio. De allí que nos refiramos a un misticismo secular o materialismo trascendente en su poética. El nucleo de su religión se halla en el amor. El acto amoroso se constituye en el centro de un actolitúrgico que le permite acercarse a los misterios de lo absoluto, y, también, en la manera de escapar de las realidades tan limitantes como son el tiempo y la muerte"
El 17 de agosto de 2001 muere Westphalen, bordeando los 90 años, sólo en una clínica, sin el seguro social con el que nunca cuentan los poetas.