Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

Una tumba en los andaquies

¡Su nombre y sus riquezas se acabaron!
¡Nada me resta de él sobre la tierra!
Ni la urna funeral donde se encierra
la ceniza de aquellos que finaron.

Esa arboleda, enmarañada, espesa,
que crece en la montaña silenciosa,
cubre la tumba donde en paz reposa
cubierta de hojarasca y maleza.

Su cadáver que un hijo desolado
cubrió de tierra, llanto y oraciones,
lejos de tumultuosas poblaciones
no será por los hombres profanado.

Nunca sobre el sepulcro solitario
la huella se estampó de paso humano:
jamás del hombre codiciosa mano
sembro sobre este suelo funerario.

no hay monumento ni inscripción ni losa
do se eternice vanidad mundana,
pues que la omnipotencia soberana
cubrirlo quiso de una selva umbrosa.

Tan sólo se descubre en la enramada
una cruz de madera carcomida,
y el ángel compañero de su vida
vela sobre su tumba abandonada.

 

Josefa Acevedo de Gómez
Bogotá 1803 - Pasca 1861

Hija de José Acevedo y Gómez y Catalina Sánchez de Tejada, descendientes de encomenderos y funcionarios del gobierno colonial. Así como su padre, algunos de los integrantes de su familia trabajaron por la Independencia. Josefa es la segunda mujer que se dedicó a las letras, luego de la madre Francisca Josefa del Castillo, gracias a que desde niña le inculcaron, como a todos los de su familia, el gusto por las letras, la erudición, las artes y las ciencias. Influida por la vida campestre por el trato constante con las personas del campo, le escribió a los sucesos históricos y sociales del momento. Publicó Tratado de economía doméstica (1848), Ensayo sobre Los deberes de los casados(1850), , Poesías de una granadina (1853), Oráculo de las flores y de las frutas(1857). También escribió biografías breves, como la de su padre o la de su primo hermano, el escritor Luis Vargas Tejada, que son consideradas como unas de las mejores del género en la literaura colombiana. Finalmente, Cuadros de la vida privada de algunos granadinos copiados al natural para instrucción y divertimento de los curiosos (1861)

" Mi educación se resintió de la época en que nací: entonces no había casas de educación para mujeres y nos criábamos sin saber ni los primeros rudimentos de la lengua".