Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

 

 

Criaturas luminosas al fin de cada cilco

Sentados como budas ciegos
las pequeñas luces de sus manos brotan
sus gestos se encaminan a laberintos secretos
colmenas de abejas sordas
empeñando sus agudas penas.
aquí los días son estériles de horas
el silencio es dócil cómplice
el arrullo momentáneo.
el crispado asfalto se confunde en sus ropajes
sus casuchas carabelas están debidamentedotadas
de instrumentos y souvenires
que les ha legado el tiempo.
sutil cambio de sexo les produce el caos
sacuden lentamente el pavimentos
ahuyentando sus cnizas viejas


Jardín secreto

tantos ojos vierten vanidad
somos caricaturas a oscuras
y estos vientres
escupiéndo doledad
cansados vagabundos sin luz de puertos.
las mantis devoran sus hombrecillos sin tronco
estatuas olvidadas
sin mañana
el silencio se apoddera de inusitados trenos
el agua contempla el cansancio del llanto
las pieles de tanto uso se convierten en cuero
nada queda en la arena
sino el sueño de un fantasma
la promesa de un Dios cautivo
noche enlutada como un cansancio eterno
mástiles ascienden a los cielos
retomamos el riesgo siendo eternos



Mi viejo niño juagaba con el tiempo

A mi padre

Sonámbulo recorre los ruidos de sus chanclas
su cabellera algo rala
pelea y no encuentra acento
de sus dulces días de asiduo Bogart
aquel sudor que emana de su cuerpo
destruía y transformaba cualquier límite de verdad
siempre presente, se empeñaba en riesgos
que sabía saborer con su picardía de incomprendido niño
se fumaba el rumbo y el doblaje de cada siesta
contemplaba el paso del tiempo con su sillón-niñera
hay que se nubla que lo calla todo
ese aliento dócil que sembraba la cizaña
se esconde en su enfermedad austera
heredar su amable vicio
es transmutar el fin de su visión
te he buscado en sueños dehumo
no sé cuantas barreras se hán de cruzar

 

 

Felipe Camargo
Bogotá 1960

Realizó estudios de comunicación, teatro y fotografía. Actualmente coordina la fonoteca de la Casa de Poesía Silva. Ha publicado rostros perdidos en las islas de las horas