Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

Para desarmar una bomba
Hay que mirar directo al corazón
Mientras los nudos se desatan
En la garganta.

La ciencia dice:
Hay que pasar unos segundos
En la mente de la bomba
Para darse cuenta que tiene
Miedo de autodestruise.

Las estrellas,
Dicen: en sus pupilas
Se nota la diferencia
Necesaria entre ella
Y el hombre para derramar la vida
Y encontrar en sus manos
La posiblidad de estallar.

Se dice que para desarmar una bomba
Sólo se necesita de su voluntad
que escapa cada noche
cuando hace tic tac.

------


Las montañas seguirán moviéndose
La campana seguirá sonando
El sol dejará los silencios pegados
No importa lo que yo piense

----

Tu adicción a los caballos,
Te hace entender lo pequeños
Que son los sonidos
Cada vez que les pones atención.

Conceptual, es tu nostalgia
Si logras entonar la voz.
Sepulcral, era su mirada
Cuando las arañas se subían a los tobillos.

Ese es,
El lugar secreto
El espejismo
Entre la pisada del pájaro y su romance con el árbol.

La tormenta de los jinetes
Se hace sentir
Cuando los platos están vacíos de tanto andar
Y las guitarras combinan con el rojo de su pelo
Cada vez que se pone ese vestido.

Su andar,
Es sólo el tormento del duende
Que si lo encuentras
Lograrás ver el recuerdo que vagaba
Por el cuarto esta semana
Pidiéndole al mundo
Un poco mas de comprensión cuando lo tocas.

Y si te quemas
Verás los despertadores
Que crecen en el pasto como mariposas
Como ese sueño que camina
O como ese verso que te escupe en la cara
Cuando cambias de canción.

----

Heriste la esperanza
De la flor que caía.
El bosque te llama
Mientras tu cabeza vuelve
A enjuagarte los pensamientos.

Ves borroso
Y envidias la libertad del ciego.
Los que esperan algo ti
Ven sus manos pegadas a las nubes
Y por fin,
Logras morder a la vida.
Te acurrucas
preguntándole si quizás,
Cuando las hojas dejen de caer
Los días se detendrán
Como ese muerto que viste en la carretera.

Cambias de discusión
Contestándole que en su miradaLas esquinas desnudan a las princesas
Espero que no sea una.

---

A mi también me duele
Derramé
La luna en mis manos
La pinté de negro
Para que de tus venas
Se alejarán los fantasmas.

Y tú me comparas
Para no sentir mas huellas
Para aterrizar en el viento.

Daniella Emiliani
Bogotá 1987

Actualmente se la pasa en el PUB tomando la tarde, mientras termina los estudios de política y relaciones internacionales en la Universidad Sergio Arboleda. De vez en cuando practica la poesía, como una de las viejas formas para disipar el orgullo que a todo conduce. No ha dejado el teatro, lo lleva acuestas como una amalgama de sentiemientos. Es una de las voces que llegan con sorpresas a los talleres del domingo en el parque de Usaquén.