M

 

 

 

 

 

Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

A las palabras voy

La espada fría de la noche
es la escarcha.

La lágrima dulce de la madrugada
es el rocío.

Las espinas que cubren a la rosa,
ese es mi dolor,
porque la rosa rosa es
y yo ni siquiera espinas soy.

Ni soy escarcha
ni soy rocío,
ni soy rosa,
nada de eso soy,
quiero ser poeta y a las palabras voy.


Mi libertad

Busco mi libertad en la palabra corriente,
en un poema sin rima o en un garabato,
en mis manos, mi cuerpo, mi lengua y mi mente.

Busco mi libertad en la soledad, en la alegría.
Busco la libertad en mis pasos caminantes o danzarines,
busco la libertad en mi nombre.

Busco mi libertad sabiendo que le debo mi gratitud, pero ella nunca la acepta.

Busco mi libertad esperando que dé sus frutos
como semilla que crece.

Busco mi libertad en el trino de un pájaro
y en la sonrisa volátil que de él se desprende;
la busco como el girasol busca su alimento.

Busco mi libertad para defenderme de lo mezquino
y mi corazón aventurero,
al repetir estos versos,
late sin llevar ritmo.

Busco mi libertad en la vida que me resta,
en la experiencia que suma,
en el trabajo que cuesta,
en mis errores, más que en mis aciertos.

Busco mi libertad en las montañas,
en los papeles que no tienen escrito nada,
en mi pluma al darle movimiento.

Busco mi libertad y aunque no la conozco plenamente, os aseguro que debe saber a gloria, no tiene poder, no puede perder, ni es vencedora.


Desgranando notas

Se me acabó la pasión,
y yo asomada desde mi ventana,
dejo que el aire fresco de la mañana,
me cale hondo hasta el corazón
y te lo canto en canción,
porque quien canta su mal espanta
y con el miedo en mi garganta,
es más profundo este dolor.

Voy desgranando las notas,
se extienden por el paisaje
así imagino un largo viaje
hacia tu voz
y las dos se unen en canto.

Cantando la misma pena,
la tristeza se parte en dos.
No me digas que no.


Teoría espacial

En este punto de tiempo,

estoy trazando una línea;
más cuando pasa la vida,
se delimita en segmento.

Vivir, ningún secreto,
si quieres soñar despierto,
abre los ojos y admira:
La tierra, el firmamento,
la hierba que el viento agita.

Si, nosotros dejamos huellas
que borran las olas del mar.
La llúvia las inunda,
el sol las seca.

María José Romero Montilla
Barcelona (España) 1978



Hija de emigrantes andaluces que decidieron ir en busca de una vida más cómoda en la ciudad. Siempre mostró inquietudes artísticas, razón por la cual decidió cursar el Bachillerato artístico. Aún así, su mayor ilusión era entrar en la Escuela de Artes Aplicadas y  Oficios Artísticos "Llotja " ( El mismo edificio donde estudiaron durante una temporada  Pablo Picasso y Joan Miró). Tras dos intentos infructuosos consigue ingresar en la modalidad de escultura y finalmente se especializó en talla de madera tras cinco años de estudio. Dos años después entró a un taller de formación ocupacional situado en el puerto llamado "El Far" donde desarrolló la tarea de maquetismo naval y tuvo la posibilidad de conocer el trabajo de los carpinteros de ribera, maestros de azuela, ver los entresijos de la velería y observar el trabajo de los  mecánicos en la reconstrucción del "Anne": goleta que utilizó Amundsen en su travesía por el Polo Norte. Al año siguiente trabajaó de cajera-dependienta para la empresa Schlecker  y más adelante de dependienta para la empresa Mistral Bonsai, en la que además tuvo que encargarse del mantenimiento de cada una de las especies. Por último, se inscribió a la bolsa de empleo de Correos, entre otras cosas, impulsada por su amor a la literatura  epistolar, donde ha estado trabajando hasta el mes de diciembre del año pasado.