a

 

 

 

 

 

Counter Stats
accomodation gold coast
accomodation gold coast Counter

 

Un destino

Mi destino es ocultarme.
Huyo desde niña
A vivir mi vida a trozos
Bajo el rostro oculto de las hojas,
Bajo la risa endurecida de las piedras,
En el vientre solitario
De un liquen descolgado,
Sólo en ellos, encuentro mi reposo.

Mi destino es ocultarme
Y el tuyo,
Hombre disfrazado de caricia de llovizna,
Es encontrarme,
Gustoso te sometes
A todas mis aristas.

A mi cuerpo vivo
Lo pintó el peligro:
Por mi espalda tengo líneas firmes,
rojas, negras, amarillas,
mis manos y rodillas
Se convierten en espinas.
Mis formas y colores
Advierten que puedes morir, sufrir, gritar
Si decides atrapar un abrazo fulminante,
Una sonrisa.

Cuídate de mí:
Hay veneno hasta en los ojos ciegos
De mi sombra deseosa.

Mi destino es entonces alejarme,
Escapo de tu sangre,
De todos los fluidos que posees
Y que puedo asesinar.

Mi destino.
Mi destino viejo y fino.
Tu destino.
Tu destino presuroso,
Es rozar los labios claros
De una agonía recién nacida.

Hija tibia de la muerte.
Soy veneno,
Te prevengo,
Pero abrázame de nuevo,
Que hoy no quiero derrotarte.


Dama Mía

Abrazando al cielo.
Envuelta en oraciones
entreaga las ramas de sus huesos al olvido.

Hoy la estrella diosa de lo verde
se afana en su arder
a través de la distancia y el vacío
y abriga su alma
hasta el ardor de piel.

Lleva en su pecho
un valle de sueños lánguidos
que besa tímido al páramo y la selva.
las aves se estremecen al oir
lo pavoroso de los gritos
presos siempre de su boca bien cerrada.

Mujer morena
que se deja herir los pies incautos
al pisar las raíces de su raza brava.
El sur la llama y seduce
con su voz de tierra.

La vieron arrastrando
una maleta de ilusiones centelleantes
donde guardaba celosa su temor al miedo.

Aún no sabe si volverá
del viaje que emprendió desde recién nacida.
Aún no sabe
si debe liberarse
de ella misma.

Nohemí del Carmen Medina
Bogotá 1980


Ecóloga de la Universidad Javeriana. Actualmente está estudiando en París. Algunos de sus poemas aparecen publicados en la antología Domingo Atrasado.